Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

Rutas turísticas de la zona

Ruta de los Molinos de Viento

Sin duda alguna, el perfil más tópico de La Mancha es la silueta de una serie de molinos harineros de viento cortando el horizonte en lo alto de un cerro. Estos molinos o "gigantes", dependiendo del nivel de ensoñación del espectador, resultan lugares idílicos tanto para ser contemplados desde lejos así como para otear el horizonte desde sus emplazamientos que habitualmente presentan espectaculares panorámicas del territorio circundante.

El Toboso

Al Toboso le acompañará siempre el nombre de Dulcinea (Dulce Ana) y en esta localidad podremos disfrutar de un museo en su nombre, la Casa-Museo de Dulcinea de El Toboso. No es único museo de interés en el Toboso: el Museo Cervantino también nos abre sus puertas. Podremos disfrutar también de casas típicas manchegas, algunas de ellas datan de los siglos XVI y XVII.

Ruta del Vino

El turismo enológico en España cuenta con interesantísimas rutas del vino por toda la región que hacen posible conocer de cerca los apasionantes sabores y aromas de los vinos de dicho país. Castilla La Mancha no es la excepción a la regla, y existen diversas rutas del vino a seguir a lo largo de su territorio.

Tablas de Daimiel

Las Las Tablas de Daimiel, declaradas Parque Nacional desde el 28 de junio de 1973 y localizadas a 606 metros de altitud, en la amplia llanura manchega, en la provincia de Ciudad Real, son el último representante de un ecosistema denominado tablas fluviales, característico de La Mancha hasta finales de los años 60, que se formaron por los desbordamientos de los ríos en sus tramos medios, favorecidos por fenómenos de semiendorreismo y por la escasez de pendiente del terreno.